COLECCIÓN ORIENTAL

Set de utensilios asiáticos

6 piezas / cód. 3010506

Set de utensilios asiáticos

cód. 3010505

Tazas para té de cerámica

cód. 3010927

Taza para sopa de cerámica

cód. 3010928/29/30

Jarra de cerámica

cód. 3010939

Plato de cerámica

19 cm / cód. 3010924

Plato de cerámica

19 cm / cód. 3010925

Plato de cerámica

19 cm / cód. 3010926

Plato de cerámica

23 cm / cód. 3010920

Plato de cerámica

23 cm / cód. 3010921

Plato de cerámica

17 cm / cód. 3010922

Plato de cerámica

17 cm / cód. 3010923

Colección Oriental

Esta colección no proviene de una época, sino de una región, y se pueden reinterpretar en clave de cualquiera de los otros estilos, aunque lo normal es que reine el minimalismo, el equilibrio en las formas, la horizontalidad y el orden.

Es un estilo que promueve además la calma y el relax, algo que se consigue de forma sensorial con velas e inciensos. Los tonos de madera, el negro y el rojo, al igual que el azul son fundamentales, proporcionando contrastes muy fuertes inspirados en el mismo Yin y Yang.

Sin embargo hay otras paletas cromáticas que también destacan en el estilo oriental como, rojo oscuro, ocre, etc.

Los textiles, en cambio, se pueden escoger en tonos fríos como los azules. Ambas tendencias cromáticas se pueden combinar con acierto. Eso sí, siempre eligiendo como base un espacio dominado por los tonos neutros.

El gris suave, los tonos crudos y tostados, etc. servirán como fondo para otros contrastes de color más audaces.

Los muebles lacados en tonos negros, ocres y rojos son marca de la Colección Oriental. Y los púrpuras suaves, como el lila o la lavanda, suelen vestir las paredes.

En las salas de estar, los tatamis, y en los dormitorios, los futones, suponen una reminiscencia de la comodidad y la intimidad orientales, siempre adaptado a nuestros días y estilo.

No hace falta llenarlo todos de muebles orientales. Basta con incluir en la decoración algunos detalles que nos recuerden a Asia: complementos y adornos, velas decorativas, carteles o fotografías, plantas o jardines, etc.

 

Para usar la Colección Oriental:

  • Los ambientes deben ser sobrios y poco recargados.
  • En la colección Oriental hay un gran dominio del rojo y el negro.
  • Usa materiales naturales pero relacionados con las tradición asiática. De entre todos, destacan la piedra, la madera (en especial maderas asiáticas como la de cedro), el bambú, la seda, el papel de arroz, etc.
  • Recuerda componer conjuntos de poca altura nos ayuda a mantener las piezas orientales bajo control, sin caer en el exceso, y evita que nuestros espacios queden demasiado abarrotados de cosas.