6 consejos para mantener tu piel sana en verano
6 consejos para mantener tu piel sana en verano

Durante el verano, nuestra piel puede ser más vulnerable debido a las altas temperaturas, el uso de poca ropa y la exposición directa al sol veraniego. Hoy te brindamos 6 consejos claves para mantener tu piel sana mientras veraneas.

  • Hidrátate: Tanto la piel como tu cuerpo en general necesitan hidratación, por lo cual recomendamos que durante el verano, aunque no tengas sed, bebas mucha agua. Recuerda: es importante hidratarse de adentro hacia afuera.
  • Cremas hidratantes: Las cremas hidratantes ayudan a luchar con la resequedad típica del verano. Se recomienda usar lociones que sean más suaves que una crema, además de buscar fragancias que no sean tan invasivas.
  • Alimentación adecuada: La piel sana te va a agradecer las buenas conductas alimenticias. No olvides agregar frutas y verduras a tu dieta y tratar de evitar los azúcares y grasas saturadas.
  • Ropa: Es recomendable que tu vestimenta sea de algodón, ya que es uno de los materiales más frescos y que no perjudican la piel sana. No está demás complementar tu outfit con gorras y lentes oscuros que ayuden a protegerte del sol.
  • Rostro bien cuidado: El rostro es una de las partes más delicadas del cuerpo, además de ser una de las que mayormente se expone a los rayos solares. Por eso, recomendamos poner mucha atención a esta zona y protegerla a diario.
  • Protector solar: Los protectores solares son uno de los artículos imprescindibles en tu día a día ya que contribuyen a mantener la piel cuidada, sana e hidratada. Consigue uno que vaya con el tono de tu piel y úsalo antes, durante y después de la exposición solar.

Actividades que contribuyen a mantener una piel sana

  • Descanso: Los médicos recomiendan dormir 8 horas todos los días, esto no debería ser negociable. Es importante para la piel y todo tu cuerpo cumplir con una jornada de descanso suficiente. Si duermes bien podrás revertir los daños causados por los radicales libres, tus células se oxigenarán mejor y los músculos y tejidos se repararán.
  • Reduce el stress: El stress es muchas veces el principal causante de tener una piel reseca y arrugada. Evita todos los sentimientos negativos y vive un estilo de vida de calidad.
  • Haz ejercicio: A través de las actividades físicas, el cuerpo libera toxinas y oxidantes que deterioran tu piel, además de oxigenar las células de la dermis. Es recomendable buscar una disciplina deportiva que no represente una carga para tu vida, si no, que disfrutes al realizar.